Tudela eCommerce Tudela Navarra
El edificio que alberga el museo ha sido reformado en su totalidad para este fin. Originariamente fue la residencia de la familia Beráiz, nobles tudelanos que desde el medievo ocuparon diversos cargos en la Corte de Navarra y en la Merindad de Tudela. A finales del siglo XV, la zona de la catedral se convirtió en el lugar de residencia preferido por la nobleza y los Beráiz se trasladaron a vivir al corazón del casco antiguo. 

Siguiendo la moda de la época, aprovecharon las estrechas e incómodas casas medievales del barrio para transformarlas en un palacete con salas espaciosas. De su primitiva construcción gótica tan sólo se conserva un escudo cuartelado de los Beráiz, que luce de forma testimonial en la fachada del inmueble. El edificio fue remodelado completamente durante el Barroco.

El museo acoge una interesante colección de fondos que se divide en dos partes bien diferenciadas: las obras del artista tudelano César Muñoz Sola y una recopilación de pintura francesa del siglo XIX que reunió a lo largo de toda su vida.

César Muñoz Sola (1921-2000) destaca por la calidad técnica de su pintura, su maestría en el uso del color y por la representación de la realidad de manera fiel. Se aleja de las vanguardias europeas del siglo XX y se vincula al Realismo y al Impresionismo francés

La colección que fue reuniendo refleja sus gustos personales: el carácter figurativo y la estética formalmente rupturista y "moderna" del siglo XIX con vinculaciones a los movimientos de vanguardia que caracterizaron principalmente a la pintura francesa: Romanticismo, Realismo, Impresionismo y Postimpresionismo. 
(Fuente: Turismo Navarra)